top of page
  • Foto del escritorMaraña Abogados

Qué hacer si los padres no se ponen de acuerdo a la hora de elegir el colegio de sus hijos

EL PAÍS - Mamás & Papás

En plena época de admisión, algunas familias sufren conflictos sobre la elección del centro en el que estudiarán los menores. Siempre hay que priorizar sus necesidades y bienestar a los deseos de los progenitores, que ante las discrepancias pueden recurrir a un mediador con el objetivo de resolverlas


Haz click sobre la imagen para acceder a la publicación de la sección Mamás & Papás del diario EL PAÍS


El papel del mediador

Cuando no hay acuerdo, un mediador familiar puede ser de gran utilidad. La mediación es una vía de resolución de conflictos donde un tercero imparcial y neutral facilita a las partes en desacuerdo que tomen sus propias decisiones para que resuelvan su conflicto. Este profesional intenta que las partes comprendan el origen de sus diferencias y sus consecuencias, confronten sus visiones y se pongan en el lugar del otro. La mediación permite que se desarrolle de manera pacífica el problema o agravio, simplificando gestiones y tiempo, sin costes emocionales para los niños ni económicos adicionales, propio de los procesos contenciosos ante la autoridad judicial.


“El mediador es un tercero imparcial que, en un espacio neutral, facilita la comunicación de los padres para que sean capaces de resolver el desacuerdo”, explica Sofía Maraña, abogada de familia y mediadora, una figura muy útil para resolver situaciones como esta sin tener que llegar a un juicio. Aunque no lo parezca, “el desacuerdo en la elección de centro escolar en divorcios muy complejos es más común de lo que parece”, añade la experta.


12 visualizaciones0 comentarios
bottom of page